Traductor

miércoles, 7 de abril de 2021

VOLVER A VIVIR



El Ecuador vive hoy entre la agonía y la muerte.

En estos días, dos pequeñas niñas fueron lanzadas de lo alto de un muro de cuatro metros, desde el lado mexicano al desierto norteamericano.

Son dos hermanitas de tres y cinco años, oriundas de Loja. El coyote que las arrojó para que fueran a buscar a sus padres inmigrantes, les cobró a éstos 20.000 dólares por adelantado.

Es la historia de una nueva emigración masiva que se inicia gracias a la política de hambre y desempleo puesta en práctica por el gobierno de Lenin Moreno, justo en medio de la descomunal pandemia que nos azota desde hace un año.

Nueva emigración, decimos, porque hubo ya otra, que arrancó de la patria a tres millones de mujeres y hombres del campo y la ciudad en 1999, gracias al feriado bancario ejecutado por el gobierno de Jamil Mahuad y el banquero Guillermo Lasso.

Las dos criaturas lanzadas desde aquel siniestro muro fronterizo, son el más vívido símbolo de lo que significa el desalmado sistema neoliberal que nos ha impuesto la yunta formada por la oligarquía criolla y el imperio del norte, que nos cuelga en su horca por mano del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Agonía y muerte son el sello criminal de este sistema. Para comprobarlo, basta volver los ojos a los miles de cadáveres abandonados en las calles y en fosas comunes de Guayaquil, donde aún hay decenas de familias que no hallan a sus muertos. A lo cual hay que sumar el hambre causada por el despido de millares de trabajadores de las empresas privadas y del empleo público, el insultante discrimen con las vacunas, los centenares de suicidios en diversas ciudades, la depresión que arrasa a los hogares pobres y confinados, el femicidio que crece sin cesar, las matanzas carcelarias, el encierro de los escolares y un largo etecétera de calamidades.

En esta prolongada noche de llanto y desamparo, en este ambiente de dolor y duelo que cubre a la Patria ecuatoriana, al final del túnel se vislumbra una débil luz, hacia la cual debemos avanzar con pie resuelto. Esa luz es la esperanza de salir del túnel para reconquistar la vida, lo cual será una batalla larga, pero cierta. El punto de partida está en alzarnos con el triunfo del binomio de la esperanza: Andrés Arauz-Carlos Rabascall, el 11 de abril.

No más pequeñas hijas nuestras arrojadas desde un muro para escapar de la muerte.

 

E-mail: jaigal34@yahoo.es          Twitter: @jaigal34

_______________________________________________

Le invito a que escriba su comentario en el recuadro de abajo, no importa si está a favor o en contra. Ejerza su derecho a decir lo que piensa. Además usted puede suscribirse a este blog en la pestaña de seguidores.  

C. M. Mg. Luis Fernando Carvajal Herrera.

Atte.

 

E-mail: lufecahe_090908@yahoo.es

Twitter: @lufecahe 

martes, 16 de febrero de 2021

UNA JUGADA CRIMINAL



¡Lo que faltaba! Ahora resulta que el triunfo del binomio Andrés Arauz-Carlos Rabascall en las elecciones del 7 de febrero, no se debe tanto  al apoyo popular con cuatro millones de votos obtenidos, sino al aporte financiero de  80.000 dólares, supuestamente proporcionado por el ELN de Colombia (Ejército de Liberación Nacional, o los Elenos, según la jerga colombiana). Y no como donación sino como préstamo seguramente efectuado por el Banco Guayaquil de Guillermo Lasso, o el Banco Pichincha cuyo dueño, Fidel Egas Grijalva, lo es también del Canal 4 Teleamazonas, campeón nacional del “anti correismo”.

El embuste que esto significa son ruedas de molino con las que se pretende que comulgue el pueblo ecuatoriano, al que previamente se le ha inyectado dosis de escopolamina a lo largo de toda la campaña electoral.

Vale la pena señalar que estas ruedas descomunales las manejan en dúo, la Fiscal 10/20 ecuatoriana y su parcero Francisco Barbosa, Fiscal General  de Colombia, todo en medio de abundante vómito mediático destinado a intoxicar al público con la versión de que los Elenos son un invento de Satanás y símbolos del más crudo terrorismo.

Aquí conviene clarificar dos puntos. El primero se refiere al verdadero carácter del ELN. Surgió al mundo en 1965 con una modesta guerrilla que debutó tomando el pequeño pueblo de Simacota. Desde allí fue creciendo rápidamente, formando distintos frentes en el país, sin que durante sus 55 años de existencia haya podido ser destruido por más de 10 gobiernos, como los de López, Betancurt, Pastrana, Samper, Uribe, Santos, entre otros, hasta llegar al actual gobierno narcotraficante de Iván Duque. Y conste que, para combatir a los Elenos, las poderosas y experimentadas fuerzas armadas de Colombia, han contado y cuentan con el apoyo de las siete bases militares norteamericanas asentadas en su territorio.

La explicación de tan larga data del ELN está en el hecho - se quiera o no reconocerlo- de que se trata de una fuerza política beligerante con implantación en diversos sectores del pueblo colombiano. Además, en sus filas y en sus mandos han figurado numerosos sacerdotes como Camilo Torres, emblema de la Teología de la Liberación.

El segundo punto a clarificar es el siguiente:

Tan cierto es ese carácter de fuerza política beligerante que, incapaz de derrotarlo, años atrás  el Estado colombiano viene negociando un acuerdo de paz con el ELN en unión de seis estados garantes: Ecuador, Reino de Noruega, Brasil (con Bolsonaro y todo), Chile (dirigido por el derechista Piñera), Cuba y Venezuela. En cuanto a nuestro país, por acuerdo con Colombia y los demás garantes mencionados, durante cuatro años Quito sirvió de sede a las tratativas entre el gobierno colombiano y el ELN, sin ningún incidente de las partes, en trato cordial y amistoso, solo interrumpido en el año 2018 cuando el gobierno de Lenín Moreno, cumpliendo dictados de Washington, decidió renunciar a ser sede de estas trascendentales conversaciones de paz, abandonando su honroso puesto de garante, como lo sabe bien y debería aclararlo la Cancillería ecuatoriana.

Para completar esta telenovela electoral entra en juego la afirmación de una supuesta versión dejada por un tal “Uriel”, quien nunca fue miembro de los órganos directivos de los Elenos, y que hoy no puede atestiguar nada porque está muerto hace más de un año. (Claro que los socialcristianos lo podrían resucitar dada su notable capacidad para revivir muertos, que la pusieron en juego durante la pandemia en Guayaquil, con cadáveres que nunca aparecieron y muertos anunciados como tales que luego asomaron vivitos y bailando).

(A propósito de esta ridícula telenovela, bien haría el dúo de fiscales en investigar y dar a conocer al pueblo ecuatoriano qué pasó realmente con los tres periodistas de El Comercio, sin que nadie sepa con precisión hasta hoy quiénes ni cómo los mataron en Colombia).

Por lo demás el diabólico cuento del aporte electoral de los Elenos está claramente dirigido a buscar justificación seudo legal para eliminar al binomio Arauz-Rabascall, seguro triunfador en la segunda vuelta a celebrarse el 11 de abril; lo cual, unido al match boxístico entre Guillermo Lasso y Yaku Pérez, no hace otra cosa que sembrar certezas sobre este juego criminal, que podría acabar en la suspensión de las elecciones e implantación de una dictadura militar. Claro, con la venia de la Embajada norteamericana.

 

E-mail: jaigal34@yahoo.es          Twitter: @jaigal34

_______________________________________________

Le invito a que escriba su comentario en el recuadro de abajo, no importa si está a favor o en contra. Ejerza su derecho a decir lo que piensa. Además usted puede suscribirse a este blog en la pestaña de seguidores.  

C. M. Mg. Luis Fernando Carvajal Herrera.

Atte.

E-mail: lufecahe_090908@yahoo.es

Twitter: @lufecahe 

domingo, 31 de enero de 2021

A LAS PUERTAS DEL INFIERNO



La misma mano que en años anteriores -1978, 79, 80,81- nos arrojara cerca de una Hoguera Bárbara, nos empuja hoy a las puertas del infierno.

Recordemos: en 1978 el Ecuador vivía un agitado proceso electoral, luego de seis años de dictadura militar. Había surgido entonces una nueva figura en el escenario nacional: Jaime Roldós Aguilera. Con sus 38 años de edad, sus límpidos antecedentes y su encendido patriotismo, pronto cautivó a las multitudes que el 16 de julio le dieron la histórica suma de un millón de votos, colocándolo en primer lugar frente al candidato de la ultraderecha, Sixto Durán Ballén, con quien habría de enfrentarse en segunda vuelta. Allí comenzó la locura de los seguros derrotados, cobijados por el Plan Cóndor, diseñado por la CIA y las dictaduras militares del continente para eliminar a los líderes populares y nacionalistas.

En ese punto estalló un detonante inesperado: el anuncio público que hizo el tercer candidato de la justa presidencial, economista Abdón Calderón Muñoz, quien declaró que en la segunda vuelta apoyaría, junto con sus numerosos partidarios, al candidato Roldós. Fue basta. A Calderón le llovieron insultos y amenazas en montón, hasta que el 28 de noviembre una banda de sicarios le ultimó a tiro limpio.

El crimen enardeció a todo el pueblo que, en la segunda vuelta, abril de 1979, propinó una sonora paliza al candidato socialcristiano nacido en Boston, Estados Unidos, y siempre apadrinado por los yanquis. Pero Jaime Roldós no pudo avanzar mucho en sus buenos propósitos a favor del pueblo, de la soberanía nacional y de América Latina. El 24 de mayo de 1981 su avión estalló en el aire de Celica, Loja, como resultado del complot urdido por la derecha, la CIA, los mandos militares, el terrorismo de Israel, como se ha demostrado hasta la saciedad y lo hice yo mismo en mi libro “Quienes Mataron a Roldós”, en investigaciones que fueron reabiertas hace seis años por el ex Fiscal General Galo Chiriboga y luego paralizadas por la actual Fiscal morenista Diana Salazar.

¿Y a qué viene toda esta historia? A refrescar la memoria de los olvidadizos, alimentados en su amnesia por los grandes medios mercantiles, cuando el Ecuador vive bajo el imperio del odio, con grupos aupados desde arriba y desde el Norte para despellejar a Rafael Correa y a todos los correistas reales o supuestos, e incendiar el país en aras del Fondo Monetario Internacional y del neoliberalismo. En esos términos, objetivo central de los confabulados es impedir el triunfo electoral del binomio Andrés Arauz-Carlos Rabascall y de la lista No.1. Para lograrlo, vale todo, desde el caos social y el fraude, hasta el crimen. Todo en medio del catastrófico y corrupto manejo de la pandemia por parte del “peor gobierno de todos los tiempos”.

Cuidado: hay un olor de sangre en el ambiente.

 

E-mail: jaigal34@yahoo.es          Twitter: @jaigal34

_______________________________________________

Le invito a que escriba su comentario en el recuadro de abajo, no importa si está a favor o en contra. Ejerza su derecho a decir lo que piensa. Además usted puede suscribirse a este blog en la pestaña de seguidores.  

C. M. Mg. Luis Fernando Carvajal Herrera.

Atte.

 

E-mail: lufecahe_090908@yahoo.es

Twitter: @lufecahe  

lunes, 18 de enero de 2021

ALFARO Y MARTÍ NOS CONVOCAN PARA HOY

 


No fue para ayer, no es para mañana: Eloy Alfaro y José Martí, los dos altos guerreros de la Democracia y la Segunda Independencia, nos convocan con urgencia para hoy. Y es que sacudir las cadenas del yugo imperialista, no puede esperar más.

Nacidos en tiempo de batallas, entre tantas coincidencias, a los dos próceres les unió una fecha gloriosa: 28 de Enero. Ese día, en 1853 nació el Apóstol de Cuba, y el 28 de Enero de 1912 fue inmolado nuestro Viejo Luchador en la Hoguera Bárbara, prendida en El Ejido por esa misma derecha local e imperial que hoy agita las banderas de la restauración cavernaria y neoliberal dentro y frente a nuestros dos países.

Alfaro y Martí establecieron estrechos lazos de hermandad en Centroamérica y los reforzaron en Nueva York en 1884. El abrazo de estos dos grandes libertadores fue rubricado con la histórica promesa de la mutua ayuda: Alfaro apoyaría decididamente la lucha del pueblo cubano por su independencia del colonialismo español, mientras Martí brindaría su apoyo al pueblo ecuatoriano en su heroica lucha por la Revolución Liberal. El inmenso poeta y patriota que fuera Martí, no pudo ver culminada la independencia de su patria, pues cayó en la batalla de Dos Ríos, atravesado por una bala española en 1895.

Un poco después, el 5 de junio de ese año triunfaba la revolución alfarista y su histórico jefe, Eloy Alfaro, daba a continuación tres pasos trascendentales en cumplimiento de aquella legendaria promesa: 1) Ordenó la constitución de un batallón de voluntarios -curtidos guerrilleros ecuatorianos, encabezados por León Franco Valle- para que fueran a sumarse a las tropas independentistas de Cuba, lo que no fue posible porque el gobierno de Colombia les negó el paso por su territorio. 2) En diciembre del mismo año, el presidente Alfaro dirigió sucélebre carta a la reina María Cristina de España, demandando que se dejara enlibertad a la República de Cuba; y, 3) Ordenó que se hicieran colectas para ayudar a la causa cubana, las que incluyeron sus propios sueldos de Presidente de la República. Razón tuvo Martí de admirar tanto a nuestro Viejo Luchador, a quien los pueblos de Perú, Chile, Argentina, Colombia, Brasil, Centroamérica, habían recibido con grandes demostraciones de apoyo, identificándolo como un adalid de nuestros pueblos; a punto tal que 1895 las multitudes venezolanas, reunidas en Caracas, lo proclamaban el nuevo Libertador. Por su parte el Congreso de Nicaragua le declaró en esos días General de su Ejército y el Presidente Zelaya puso a su disposición un barco para que se trasladara al Ecuador a fin de asumir el mando que le entregaba el pueblo en armas. Por todo ello Martí había estampado en la prensa una frase imborrable: “El bravo Eloy Alfaro es uno de los pocos americanos de creación”.

Entre sus históricas caracterizaciones de lo que era Estados Unidos como la nueva potencia imperial destinada a sojuzgarnos, afirmó: “He vivido en el monstruo y le conozco la entraña” por lo que, sentenció, había llegado la hora de levantar la bandera de la Segunda Independencia.

Igual visión tuvo Eloy Alfaro, por eso se negó sistemáticamente a entregar las Islas Galápagos al imperio norteamericano, asegurando que si alguien lo hacía sería culpable de parricidio y llevaría en la frente “una marca de eterna infamia”.

Previendo la amenaza que significaba la política norteamericana para nuestros países, el Presidente Alfaro trató de reconstituir la Gran Colombia, siguiendo los pasos de Bolívar, y convocó al efecto una conferencia interamericana que fue boicoteada por Estados Unidos.

Desde aquellos hechos históricos hasta hoy, la política yanqui ha sido cada vez más destructora de la libertad, la economía y la soberanía de nuestros países latinoamericanos y caribeños, por lo que crece la urgencia de que nos unamos todos en el camino trazado por los dos héroes, que hoy rememoramos con angustia y esperanza, para ir a la conquista de la Segunda y definitiva Independencia

 

E-mail: jaigal34@yahoo.es          Twitter: @jaigal34

_______________________________________________

Le invito a que escriba su comentario en el recuadro de abajo, no importa si está a favor o en contra. Ejerza su derecho a decir lo que piensa. Además usted puede suscribirse a este blog en la pestaña de seguidores.  

C. M. Mg. Luis Fernando Carvajal Herrera.

Atte.

 

E-mail: lufecahe_090908@yahoo.es

Twitter: @lufecahe 

martes, 12 de enero de 2021

YAKU NOS QUIERE JUNJUNEAR

 



El abogado Carlos Pérez Guartambel, a quien conozco bien por  ser mi paisano (el nació a orillas del Río Tarqui y yo a orillas del Tomebamba), lanzó en estos días una propuesta descomunal: que el Ecuador se convierta en exportador de agua, ¡nada menos: exportador de agua! Lo que, entre otras cosas, podría decirse vaciar nuestros dos hermosos ríos, meterlos en barriles para que grandes barcos cisternas se lleven el líquido vital a la Yoni, convertido en gigantesco negocio de grandes distribuidores, que ya se están preparando allá para recibir el maravilloso envío de nuestros aguateros. Y esto no es una broma ni un mal chiste, porque al mismo tiempo que el abogado Carlos Pérez Guartambel disparó su genial propuesta, la prensa mundial informó que en la Bolsa de Nueva York, por primera vez, se registraba el agua como mercancía. Adiós derechos humanos sobre el bendito líquido, adiós bien común, legislado así por las Naciones Unidas y dispuesto, en nuestro caso, como parte de los recursos naturales de propiedad de toda la sociedad ecuatoriana.

   ¿Y qué es eso de que Yaku nos quiere junjunear? Puntualicemos las cosas: Yaku Pérez es el mismo abogado de marras, es decir Carlos Pérez Guartambel, quien, sin duda con sus veleidades ecológicas y sus planes populistas, decidió rebautizarse con el nombre de Yaku, que en quechua significa AGUA, tal vez adivinando el negocio mundial que estaba por venir en el planeta Tierra. No se ha divulgado cual fue el sacerdote del rebautizo, pero bien cabe suponer que fue el Pastor Guillermo, altísima figura del OPUS DEI, la secta celestial que hasta hace poco dirigió Monseñor Bernardino Echeverría, el célebre autor del segundo terremoto de Ambato, cuando luego del 5 de agosto de 1949, sobre las ruinas de la provincia tungurahuense, amparó el saqueo de la inmensa ayuda internacional llegada para las víctimas del sismo. El Pastor Guillermo es el mismo banquero al cual cantó loas y apoyó abiertamente en elecciones anteriores el abogado Yaku Carlos Pérez.

   ¿Y qué significa esto de junjunear? Hace algunas décadas uno de los gamonales vivísimos de Tungurahua, apropiado del suelo y del agua, puso en venta el Río Junjún, modesto curso que nacía de vertientes locales. La codiciosa ocurrencia dio motivo a protestas, burlas y caricaturas; desgraciadamente a poco se perdió esta aleccionadora historia, que ahora renace en proporciones gigantescas cuando al flamante candidato presidencial Yaku Pérez Guartambel le ha venido a la cabeza la ideota de convertir la república bananera y petrolera, que hemos sido hasta hoy, en república aguatera. Claro, esto con el apoyo entusiasta de Pachakutik y el MPD, los dos brazos fuertes que levantan la dichosa candidatura.

   Por fortuna, contra el capitalismo salvaje, al que pertenecen estos aguateros, hoy se levantan poderosas voces y acciones en todas partes; y aquí, particularmente, para decirles a los traficantes de nuestros recursos que las ecuatorianas y los ecuatorianos no nos dejaremos junjunear por nadie.

 

E-mail: jaigal34@yahoo.es          Twitter: @jaigal34

_______________________________________________

Le invito a que escriba su comentario en el recuadro de abajo, no importa si está a favor o en contra. Ejerza su derecho a decir lo que piensa. Además usted puede suscribirse a este blog en la pestaña de seguidores.  

C. M. Mg. Luis Fernando Carvajal Herrera.

Atte.

 

E-mail: lufecahe_090908@yahoo.es

Twitter: @lufecahe 

martes, 29 de diciembre de 2020

¡V E N C E R!



Frente al año 2021, para librarse de la espantosa herencia que nos deja “el peor gobierno de la historia”, al pueblo ecuatoriano sólo le queda una disyuntiva: vencer o…vencer. Lo contrario es la muerte.

Las cifras consignadas por toda clase de entidades domésticas e internacionales, muestran el rostro cadavérico de nuestra realidad: el hambre que avanza a ritmo galopante, la deuda externa más grande de nuestra historia, el desempleo masivo, la mendicidad abierta o disfrazada, las muertes violentas que superan la tasa mundial, el femicidio que va en brutal aumento, el record histórico de suicidios por año, y un largo etcétera que abarca todos los campos.

Claro que este cuadro de horror se agrandó con la pandemia, pero la visita del coronavirus al Ecuador se inauguró el 2020, mientras los índices de esta virtual agonía se marcan desde el 24 de mayo de 2017, justo el día que comenzó el “gobierno de la traición”, gobierno dirigido por enormes poderes ocultos en los rincones de Carondelet, desde donde empujan a su antojo la silla de ruedas del complaciente mandatario.

Por cierto hay la otra cara de esta triste moneda, una cara alegre y resplandeciente: la de los  grandes banqueros y oligarcas, la de los capos traficantes de armas, los evasores de impuestos, dueños de cuentas en los paraísos fiscales, negociadores de la deuda externa, muchos de ellos listos para el asalto al bolsillo del pueblo, apoderándose de empresas públicas tales como el Tren de Alfaro, el Banco del Pacífico, la Refinería de Esmeraldas, las hidroeléctricas, el IESS y todas cuantas se han construido en décadas y décadas con el sudor y la plata de millones de contribuyentes.

En medio de este panorama tenebroso, hay una luz de esperanza para iniciar el largo camino de recuperación de la patria y de la vida misma: el triunfo del binomio Andrés Arauz-Carlos Rabascall en las elecciones del 7 de febrero. Para ello debemos estar convencidos de que al Ecuador de hoy se le presenta una disyuntiva: vencer o vencer. Lo demás es sobrevivir en la agonía hasta que llegue la muerte.

 

E-mail: jaigal34@yahoo.es          Twitter: @jaigal34

_______________________________________________

Le invito a que escriba su comentario en el recuadro de abajo, no importa si está a favor o en contra. Ejerza su derecho a decir lo que piensa. Además usted puede suscribirse a este blog en la pestaña de seguidores.  

C. M. Mg. Luis Fernando Carvajal Herrera.

Atte.

 

E-mail: lufecahe_090908@yahoo.es

Twitter: @lufecahe 

lunes, 30 de noviembre de 2020

ECUADOR ¿ENTRA EN LA GUERRA FRÍA?



Envuelto en el oscuro drama de la pandemia, la crisis galopante, las abrumadoras noticias del desempleo masivo y los crecientes episodios de inseguridad, el pueblo ecuatoriano no se ha percatado de un hecho de graves proporciones ocurrido en su territorio entre el 4 y el 11 de noviembre; apenas sí alguna información fue divulgada a través de escasos medios.

La noticia que pasó desapercibida se relaciona con las “Maniobras Unitas” inauguradas y concluidas en Manta, en las cuales participaron doce países, nueve de América Latina más Francia, Italia y Estados Unidos, que comandó estos ejercicios navales de alto contenido bélico, pues se originaron en los años cincuenta durante la llamada Guerra Fría que confrontó a Estados Unidos con la entonces existente Unión Soviética, y que nos llevó más de una ocasión al borde del holocausto nuclear dado el poderío atómico de las dos superpotencias.

Las recientes maniobras no fueron un ejercicio inocente sino que se ubican en el campo de la nueva guerra fría, en este caso iniciada por el gobierno de Donald Trump contra la cada vez más poderosa China, cuyo crecimiento alarma a Norteamérica, máxime cuando las predicciones geopolíticas más severas e imparciales auguran que para el año 2025 China se habrá convertido en la primera potencia mundial de todos los órdenes dejando atrás a la orgullosa potencia del Norte.

Como signos iniciales de la nueva guerra fría tenemos la reiterada acusación de que China es la causante de la pandemia del Covid 19 que azota a la humanidad entera.  En este sentido, Trump no ha vacilado en calificar como “virus chino” al causante de la pandemia, y asegurar lo mismo, sin fundamento válido, que China fabricó el virus en sus laboratorios.

No para allí el pretexto para prender la candela: se afirma también que una inmensa flota pesquera de china de trecientos barcos circunda a nuestro Archipiélago de Galápagos, en gigantesco episodio de piratería marina.

Desgraciadamente para las nuevas generaciones la anterior Guerra Fría es completamente desconocida, por lo que esta segunda pasa desapercibida, con la circunstancia de que la mayoría de los medios y de los actores políticos no han hecho presencia para advertir al público del acontecimiento, para establecer cuya gravedad bastaría con citar las declaraciones del General Oswaldo Jarrín, Ministro de Defensa, que en el diario El Comercio de 14 de noviembre nos da a conocer que con estas Maniobras Unitas “Ecuador se insertó al sistema internacional” pues se adhiere prácticamente a la OTAN “Organización de Tratado del Atlántico Norte”, mecanismo de guerra dirigido por Estados Unidos y bajo el cual se establecería un triángulo de seguridad entre Ecuador, Colombia y Perú.

La única voz crítica que se ha escuchado al respecto es la del diplomático ecuatoriano Francisco Carrión, quien fuera Embajador de nuestro país en Washington hasta enero último.  Carrión señala una verdad, y es que el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) es un instrumento obsoleto, porque en verdad lo es, al menos para el Ecuador, que se retiró de dicho Tratado por decisión del gobierno anterior.

Por otro lado, cabe anotarse que a nuestro país le costó “medio millón de dólares el ser sede de estas maniobras” según el propio Ministro lo cual no se justifica de ninguna manera cuando el mismo Gobierno señala que no hay recursos suficientes para combatir la pandemia.

Más allá de este costo injustificable está el ocultamiento del tipo de maniobras que se efectuaron en Manta, nuestra costa del Pacífico, Galápagos y el mar territorial ecuatoriano.  Por supuesto, se argumentará que estas maniobras contribuirán a perseguir el narcotráfico que en los últimos años ha sentado sus reales en nuestra patria lo cual no pasa de ser un cuento deleznable.  Basta mirar el caso de Colombia país que por más de veinte años soportó la presencia de asesores, equipos, contingentes norteamericanos, con ese mismo pretexto y sin embargo Colombia terminó convertida en el mayor centro mundial del narcotráfico.

Estos hechos deberían alertar a la población, especialmente al pueblo manabita sobre las peligrosas perspectivas de que nos convirtamos en pieza de la maquinaria bélica de Estados Unidos, con todas las consecuencias de una contienda en la que no tenemos nada que ganar y todo que perder.

 

E-mail: jaigal34@yahoo.es          Twitter: @jaigal34

_______________________________________________

Le invito a que escriba su comentario en el recuadro de abajo, no importa si está a favor o en contra. Ejerza su derecho a decir lo que piensa. Además usted puede suscribirse a este blog en la pestaña de seguidores.  

C. M. Mg. Luis Fernando Carvajal Herrera.

Atte.

E-mail: lufecahe_090908@yahoo.es

Twitter: @lufecahe